Make your own free website on Tripod.com
logo
| solynubes Tiempo | 23 Centigrados | Cotización |  $ Compra 3.46 / Venta 3.50 | Servidores de audio y video | Chat
separador
fondo
Principal
fondo
Noticias
Actualidad
fondo
Radio
fondo
Prensa
fondo
Television
fondo
Audio
fondo
Internet
fondo
Otros servicios
fondo
Presentación
fondo
Opinión
fondo
Universidades
fondo
Cursos y talleres
fondo
especiales
fondo
Proyectos
fondo
punto
columna
portadas
rostros
Escribanos
Visita
Archivo
 
Sepultan a Juan Pablo II ante multitud de fieles y personalidades del Mundo

El sumo pontífice ya descansa en paz. En olor a multitudes y ante mandatarios, Reyes, autoridades de todas las naciones del Mundo y líderes de las diversas religiones, el sumo pontífice fue sepultado en las grutas vaticanas. El 264.º sucesor de San Pedro logró convocar a cientos de miles de fieles en una multitudinaria misa de funeral celebrada en la Basílica de San Pedro
Reducir TextoAmpliar Texto Tamaño texto 
Como dicta la tradición, el cuerpo de Karol Wojtyla fue inhumado dentro de un ataúd de ciprés, introducido a su vez en otro de plomo -para evitar la humedad- y en un tercero de nogal. En una bella homilía, el decano del colegio cardenalicio, Joseph Ratzinger, afirmó que el fallecido Pontífice «dio nueva frescura, una nueva actualidad, nuevos atractivos al anuncio del Evangelio» y «ofreció su vida a Dios en favor de su rebaño y de toda la familia humana, sobre todo en las difíciles pruebas de los últimos meses».

La misa comenzó puntualmente a las diez de la mañana, con la colocación ante el altar de los restos mortales del Pontífice. La sencillez del ataúd de ciprés sobrecogía. El féretro fue trasladado posteriormente a hombros de los «sediarios» hasta el sagrado de San Pedro, y fue ubicado en el centro de la escalinata con un ejemplar de los Evangelios encima y, en el interior, dentro de un tubo de plomo, el «rogito», las dos hojas de pergamino que contienen la biografía de Juan Pablo II.

Este documento, leído por el maestro de ceremonias pontificias, el arzobispo Piero Marini, incluye la fecha y la hora de la muerte de Karol Wojtyla -2 de abril, a las 21.37- y recuerda que «el pontificado de Juan Pablo II ha sido uno de los más largos de la historia», cubriendo un período (1978-2005) durante el cual «se han producido muchos cambios, como la caída de algunos regímenes, a lo que él mismo contribuyó». Añade que el Papa, «con el objetivo de anunciar el Evangelio, realizó numerosos viajes a varias naciones». Y concluye: «Juan Pablo II ha dejado a todos un testimonio de piedad, vida santa y paternidad universal».

La homilía corrió a cargo del cardenal Ratzinger. Fue un discurso sentido. «Hoy depositamos en la tierra, como semilla de inmortalidad», los restos de Juan Pablo II, clamó el purpurado alemán en el inicio del sermón. «El Papa ha sufrido y amado en comunión con Cristo; por ello, el mensaje de su sufrimiento y de su silencio ha sido tan elocuente y fecundo», continuó quien durante lustros ha sido prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

"Podemos asegurar que nuestro amado Papa está hoy en la ventana de la casa del Padre, y nos ve y nos bendice", dijo el cardenal Joseph Ratzinger a las miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro en un día ventoso. Mientras se oía el canto del coro en latín, el tañir de una campana gigante y una ola de aplausos que parecía interminable fue sepultado en una cripta debajo de la Basílica, cerca del sitio de descanso final de San Pedro, el primer Papa.

Reyes, presidentes y líderes religiosos

Cinco reyes, seis reinas y al menos 70 presidentes y primeros ministros presenciaron la misa de dos horas y cuarenta minutos de duración con la que se rindió homenaje a un hombre que ayudó a derribar la cortina de hierro, instó a la unidad entre las religiones e impuso una estricta ortodoxia en su propia Iglesia.

Entre 2.500 dignatarios de todos los credos y razas invitados a la Plaza de San Pedro se encontraban el presidente estadounidense, George W. Bush, el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y varios mandatarios de América Latina, entre ellos el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y el mexicano Vicente Fox. En un momento, el presidente israelí, Moshe Katsav, estuvo justo enfrente del presidente sirio, Bashar al-Assad, y luego estrechó la mano del líder de un país con el que, técnicamente, Israel está en guerra, dijo el sitio web del diario israelí "Maariv".

El diario informó que Katsav también habló con el presidente Mohammad Khatami, de Irán, otro Estado hostil a Israel. "Quizá el día de hoy nos dará esperanza para un futuro de paz, no de conflicto y odio", dijo antes Khatami en una entrevista en el diario "Corriere della Sera". Italia cerró el espacio aéreo sobre el centro de Roma y convocó refuerzos de seguridad, además de desplegar misiles antiaéreos y patrullas costeras para custodiar un encuentro que posiblemente haya sido el que más líderes mundiales reunió.

Fuera de la Ciudad del Vaticano, Roma estaba tranquila, luego de que las autoridades ordenaran el cierre de todas las oficinas públicas, escuelas y museos y prohibieran el tránsito automotor. Millones de católicos que no pudieron viajar a Italia tuvieron oportunidad de despedirse del Papa en varios servicios religiosos que se realizaron en todo el mundo.
 
punto
Opine Aquí
punto
¿Es necesario un manual que instruya a los periodistas a protegerse en la cobertura de atentados terroristas?
punto
separador
punto
Directorio de Medios
punto
radio Estaciones de radio
camara Canales de Tv
texto Prensa Escrita
punto
separador
punto
Entretenimiento
punto
cine Cine y Trailers
flecha Algo de Rock
parlante Música
camara Tv Cable
tv Televisión
punto
separador
baneraruges
banner50
Regresar a Inicio
fondo
Derechos Reservados 2005 © Grupo Periodismo en Línea - http://www.periodismoenlinea.com Lima 30 - Perú