Make your own free website on Tripod.com
logo
| solynubes Tiempo | 23 Centigrados | Cotización |  $ Compra 3.46 / Venta 3.50 | Servidores de audio y video | Chat
separador
fondo
Principal
fondo
Noticias
Actualidad
fondo
Radio
fondo
Prensa
fondo
Television
fondo
Audio
fondo
Internet
fondo
Otros servicios
fondo
Presentación
fondo
Opinión
fondo
Universidades
fondo
Cursos y talleres
fondo
especiales
fondo
Proyectos
fondo
punto
columna
portadas
rostros
Escribanos
Visita
Archivo
 
Informe preliminar de la misión de la SIP en Argentina
Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) discute acceso a la información en el país gaucho
Reducir TextoAmpliar Texto Tamaño texto 
Buenos Aires (2 de marzo del 2005) - Al término de la primera etapa de la tarea que realiza una delegación internacional de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que visita la Argentina, cumpliendo un mandato de su asamblea general, comunica los resultados preliminares de las informaciones recogidas hasta el momento.

Tres temas básicos estaban en los objetivos de la delegación según la resolución de la asamblea de la SIP: A) problemas en materia de libertad de prensa como consecuencia de denuncias sobre veladas presiones a los periodistas y a los medios de comunicación, y una estrategia de comunicación del gobierno nacional que se refleja en problemas de desinformación que afectan uno de los derechos básicos de los ciudadanos de saber todo lo que sucede y de poder recibir cuenta diaria de la actuación de sus representantes; B) estado y trámite del proyecto de ley sobre acceso a la información; y C) problemas de libertad de prensa específicos en la provincia de Neuquén.

En lo que hace a este último punto, la delegación que encabeza el presidente de la SIP, Alejandro Miró Quesada Cisneros (Perú), e integrada por el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Gonzalo Marroquín (Guatemala); los ex presidentes de la institución Edward Seaton, Robert Cox (EE.UU.) y Danilo Arbilla (Uruguay); además de Roberto Rock (México) y Ricardo Trotti, director de Libertad de Prensa, partirá mañana hacia la provincia patagónica y hará conocer los resultados conocidos al fin de su estancia.

En cuanto a la misión en Buenos Aires, los delegados de la SIP se entrevistaron con representantes de los tres poderes públicos del Estado, entre ellos el vicepresidente de la República, Daniel Scioli, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Enrique Petracchi, y el jefe de Gabinete de Gobierno, Alberto Fernández, así como con líderes parlamentarios, y dirigentes políticos como Elisa Carrió. La delegación también mantuvo entrevistas con directivos y periodistas de los medios de comunicación: La Nación, Clarín, Ambito Financiero, El Día de La Plata, El Diario Popular, Página 12, Editorial Perfil, Infobae y Canal 9, así como periodistas independientes, columnistas, conductores de radio y televisión, profesionales agrupados en el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) y representantes de la academia. Asimismo, la delegación mantuvo reuniones de trabajo con la dirigencia de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas, con la Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina, y la organización no gubernamental Poder Ciudadano.

A) Los representantes de la SIP, a lo largo de su gestión, recibieron en todos los casos un trato en un marco de cordialidad y respeto, posibilitando la obtención de muy rica información y dando lugar al intercambio de ideas y opiniones en un ambiente de tolerancia y respeto.

En lo que hace al tema específico del estado de libertad de prensa, los visitantes recibieron una información coincidente y casi unánime en el sentido de que los medios de comunicación y los periodistas son blanco de un estilo de relación con funcionarios del gobierno que en la mayoría de los casos se define como presiones que inciden en forma importante en la información que se transmite al público. La responsabilidad se atribuye a esa conducta, pero también se asume como faltas propias de los medios y periodistas, quienes en una actitud de autocrítica no esquivan sus propias responsabilidades.

Pasando a hechos concretos y más discutibles, la misión ha comprobado que la asignación de publicidad oficial se aplica con un criterio que no es objetivo ni sigue pautas técnicas ni profesionales, planteándose situaciones desiguales que son calificadas por los periodistas como actos de discriminación favoreciendo a determinados medios y castigando a otros. En esta materia, la SIP sostiene que sólo los criterios técnicos deben regir el manejo de los recursos públicos que aportan los contribuyentes a través de la publicidad oficial para que sea diáfano, para evitar suspicacias y para que no se utilice en forma arbitraria como instrumento de premio y castigo.

En esta materia, el gobierno nacional aplica un criterio distinto que denomina de equilibrio, que considera es el que corresponde y con el que advierte que se evita favorecer a los medios más grandes y de hecho aplicar una política de apoyo a los medios medianos y pequeños. Si bien, en Casa de Gobierno se expresó claramente que ello no significa "salvar medios", paralelamente y en forma pública un funcionario del Comfer admitió que el gobierno mantiene a más de un medio y ha evitado la desaparición de otros. El Dr. Alberto Fernández dijo también que a determinados medios directamente el gobierno no le da publicidad por entender que "aplican políticas extorsivas" y, en función de lo cual, si se otorgara publicidad oficial ello implicaría un mensaje equívoco que el público interpretaría como que el Gobierno le está pagando a esos medios para que "se callen".

Otra diferencia que quedó de manifiesto en cuanto a la visión de la SIP y la política del gobierno, quedó planteada en lo que las autoridades argentinas llaman sus "estrategia comunicacional". En este plano, señalan que se sigue una política de comunicación directa del Presidente con la ciudadanía: "el Presidente habla directamente con la gente" a través de discursos y en actos públicos. No le dan importancia preferencial, así lo manifestó Fernández, a la intermediación de la prensa y los periodistas en el marco de la comunicación entre los gobernantes y los gobernados, entre la ciudadanía y sus representantes.

El jefe de Gabinete dijo que el Gobierno y él mismo atiende a los periodistas y que aplica una política informativa muy transparente facilitando el acceso a la información pública, reglamentado por un decreto del propio Gobierno y que, además, todos los actos oficiales se reflejan en el Boletín Oficial y sitio web. Como contrapartida, los periodistas denuncian directamente maltrato, discriminaciones y el uso de un mecanismo que califican de siniestro que es "el telefonazo" con la advertencia y la queja. Concretamente, a determinados medios, caso Noticias, se le impide el ingreso a la Casa de Gobierno y se cita como otro ejemplo sobre las discriminaciones del Gobierno las invitaciones para viajar y acompañar al Presidente en el avión presidencial. En estos días, además, periodistas acreditados en Casa de Gobierno hicieron público una protesta en la que manifiestan su "malestar provocado por las reiteradas muestras de autoritarismo" de la Secretaría del Vocero Presidencial. En su planteo, los periodistas de la Casa de Gobierno señalan restricciones por las que si aceptaran esos procedimientos "deberíamos permanecer en una especie de jaula encerrados en la Sala de Periodistas". Se quejan, asimismo, sobre carencias serias y de todo tipo sobre la información que se les suministra.

Los delegados de la SIP expresaron en las entrevistas su visión y los principios que defiende la institución, admitiendo como natural el saludable conflicto entre el poder y la prensa como consecuencia del deber de ésta de llevar toda la información a los ciudadanos para que estos puedan llevar cuenta diaria de cómo manejan sus asuntos sus representantes en los organismos gubernamentales. En este aspecto, los delgados de la SIP valoran el reconocimiento que los propios representantes de medios de comunicación y periodistas hacen respecto a sus tareas y las culpas propias surgiendo una coincidencia de que se está informando con una excesiva prudencia que en casos se atribuye a la presión del poder, en casos se dice que es una consecuencia de la propia "responsabilidad social" de los medios y, en otros, se estima que existe una omisión, quizás motivada por el miedo y la necesidad.

B) En lo que hace al proyecto de Ley de Acceso a la Información radicado en la Cámara de Diputados, la SIP ve con profunda preocupación las deficiencias de esta iniciativa para garantizar el derecho a saber por parte de los ciudadanos. La SIP considera que esta iniciativa no cubre los estándares mínimos internacionales en la materia. La mayor parte de sus criterios otorgan un excesivo margen de discrecionalidad a la autoridad, la que en lugar de someterse a principios democráticos de rendición de cuenta y transparencia, se asume como propietaria de la información que pertenece al ciudadano.

Preocupación particular nos despiertan diversos artículos de esta iniciativa que en su versión actual incluye a entes privados como sujetos obligados de esta ley, lo que no existe en ninguna legislación en la materia en el mundo. Puede interpretarse a la luz de esta ley que entre los entes privados estarían incluidos los medios de comunicación, que de no someterse a los restrictivos márgenes de esta disposición, podrían ser sometidos a penas administrativas y aun de cárcel. Esta iniciativa, en consecuencia, representa una amenaza para la libertad de expresión y para la tarea de los periodistas. Urgimos al Congreso argentino a modificar esta iniciativa, suprimir de ella las disposiciones que lesionen las libertades ciudadanas, y que en cambio se impulse una verdadera normatividad en el campo de la transparencia y el acceso público a la información bajo control de los órganos del Estado.

Esta visión de la SIP, planteada a legisladores, es compartida por la totalidad de los medios de prensa, de los periodistas, la academia y organismos cívicos consultados por los integrantes de esta misión. Confiamos en que la sociedad civil argentina, la academia y los organismos ciudadanos, acompañados por los medios de comunicación, impulsarán el debate necesario para que Argentina cuenta con una ley de acceso que sea ejemplo en el mundo y de la que los argentinos puedan sentirse orgullosos.

MÁS INFORMACIÓN:

Para mayor información, comunicarse con Ricardo Trotti o Melba Jimenez, SIP, Edificio Jules Dubois, 1801 S.W. 3rd Avenue, Miami, Florida 33129 EEUU, teléf: +1 305 634 2465, fax: +1 305 635 2272, correo electrónico: info@sipiapa.org, rtrotti@sipiapa.org, mjimenez@sipiapa.org, Internet: http://www.sipiapa.org

 
punto
Opine Aquí
punto
¿Es necesario un manual que instruya a los periodistas a protegerse en la cobertura de atentados terroristas?
punto
separador
punto
Directorio de Medios
punto
radio Estaciones de radio
camara Canales de Tv
texto Prensa Escrita
punto
separador
punto
Entretenimiento
punto
cine Cine y Trailers
flecha Algo de Rock
parlante Música
camara Tv Cable
tv Televisión
punto
separador
baneraruges
banner50
Regresar a Inicio
fondo
Derechos Reservados 2005 © Grupo Periodismo en Línea - http://www.periodismoenlinea.com Lima 30 - Perú